Dreamers, su inglés los lleva a trabajar en call centers

En los Call Centers todos los días entran y salen jóvenes hablando con un inglés perfecto, a veces combinado con palabras en español. La mayoría son mexicanos que dejaron el país siendo niños porque sus padres se los llevaron en busca del sueño americano. Algunos se fueron cuando apenas eran bebés, por lo que ni siquiera guardan recuerdos de su lugar de origen.

Y tras haber crecido en Estados Unidos, regresan a México deportados o ante la dificultad de tener una vida digna por su condición de indocumentados. Pero al volver, se encuentran con que el país que los vio nacer también los discrimina y les cierra las puertas para seguir estudiando o encontrar un empleo, salvo en lugares como este inmueble ubicado a un costado del Monumento a la Revolución.

De acuerdo con cálculos hechos por este medio con base en la Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México (Emif Norte), entre enero de 2007 y septiembre de 2016 fueron deportados 241 mil 101 jóvenes mexicanos de entre 18 y 35 años por las autoridades migratorias estadounidenses, tras haber vivido por lo menos cinco años ininterrumpidos en la Unión Americana.

A ellos hay que sumar 538 mil 630 más que decidieron retornar voluntariamente por distintas razones como la falta de empleo, la discriminación, reencontrarse con familiares deportados o el temor a ser ellos mismos expulsados, todo esto antes de que Donald Trump llegara a la Casa Blanca.

 

grafica1

 

En total, son casi 780 mil jóvenes los que han regresado a México en la última década tras haber crecido en Estados Unidos. La mitad vive en Jalisco, Michoacán, Guanajuato, el Estado de México, la CDMX y Puebla.

La mayoría de estos retornos se dieron durante el primer periodo de gobierno de Barack Obama (2009-2012), quien se ganó el mote de “deportador en jefe” entre las comunidades hispanas por haber expulsado a más inmigrantes que quienes le antecedieron en el Despacho Oval.

grafica3

Pero en junio de 2012, al acercarse la campaña para su reelección, Obama anunció la creación del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) para amparar temporalmente de la deportación a jóvenes indocumentados que llegaron como niños a Estados Unidos y que tenían aspiraciones educativas, es decir, los llamados dreamers. Esta acción le valió el apoyo de la comunidad hispana para reelegirse.

Ya en su segundo periodo de gobierno, con el DACA funcionando, las repatriaciones voluntarias y forzadas de jóvenes mexicanos disminuyeron. Sin embargo, cientos de miles ya no pudieron volver a Estados Unidos y hoy tratan de rehacer su vida en México.

 

grafica2

 

Redacción El Sol de México

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *